Contacto para Demo gratuita Contacto para
Demo gratuita
StatsBombIQ StatsBomb Data
Atrás

¿Cómo se desenvuelven ante presión rival los jugadores de las cinco grandes ligas europeas?

By StatsBomb | febrero 18, 2021 | Main

StatsBomb es el único proveedor de datos que recoge acciones de presión, permitiendo un análisis más profundo de este aspecto de juego. ¿Hay jugadores que sobresalen por su capacidad de mantener el balón ante acoso rival? Particularmente en campo propio, donde una perdida del balón suele pagarse caro. Vamos a investigarlo.

El 17 de marzo en nuestro evento online StatsBomb Evolve presentaremos el nuevo salto adelante en los datos avanzados de fútbol con StatsBomb 360. En el periodo previo al evento, vamos a publicar una serie de artículos en los que explicamos la utilidad de algunos de los datos y métricas actualmente disponibles de StatsBomb, los más precisos y detallados de la industria.

La semana pasada, hablamos de nuestros datos exclusivos de presión en el contexto de equipos. Esta vez, vamos a hablar de los datos de presión a nivel de jugadores.

Con estos datos podemos visualizar tanto las zonas del campo en las que los jugadores realizan presión...

...como la ubicación de las presiones que acaban en una recuperación por parte del equipo del jugador...

...permitiendo un análisis del rendimiento de los jugadores sin balón que va mucho más allá de los duelos individuales.

Asimismo, podemos analizar cómo los jugadores se desenvuelven ante presión rival, en este caso cuando reciben el balón bajo presión en campo propio.

El siguiente gráfico nos da una idea de los jugadores más seguros en esa situación. El eje X muestra la cantidad de pases recibidos bajo presión (como comentamos en el artículo anterior, para cada acción relevante tenemos una variable llamada under_pressure que registra si la acción fue realizada bajo presión) en campo propio por cada 90 minutos jugados mientras que el eje Y registra el porcentaje de las acciones posteriores a esas recepciones que fueron completadas con éxito.

Algunos nombres resaltan. Paul Pogba del Manchester United recibe más pases bajo presión en campo propio que cualquier otro jugador, aunque pierde el balón con un poco más frecuencia que futbolistas como Borja García del Huesca o William Carvalho del Real Betis que también reciben mucho pases así. Julian Baumgartlinger del Bayer Leverkusen recibe una menor volumen de estas pases (1.96 por 90) pero no ha perdido ni una vez el balón en lo que va de temporada.

Asimismo es interesante ver que Breel Embolo, el delantero del Borussia Mönchengladbach, es el único jugador con más de 2.5 recepciones por 90 minutos que ha conseguido mantener un porcentaje de éxito en las acciones posteriores de más de un 90%. Tiene un rol muy importante como punto de referencia para el lanzamiento de las transiciones rápidas e incisivas que son claves en el esquema de Marco Rose.

Ihlas Bebou del Hoffenheim es otro delantero de la Bundesliga que tiene un rol muy similar en este aspecto del juego. Ambos reciben el balón en zonas similares...

...y aunque Embolo consigue mantener la posesión para su equipo con mucha más frecuencia, tanto él como Bebou están entre los tres jugadores que más regates completan tras recibir bajo presión.

En la parte superior del gráfico encontramos a Tiemoué Bakayoko del Napoli. El centrocampista francés combina una cifra de 2.33 pases recibidos bajo presión en campo propio por cada 90 minutos con una elevada tasa de éxito en las acciones posteriores de un 97.14%. Es un jugador muy seguro bajo presión, capaz de aguantar el acoso inicial y encontrar a un compañero libre.

Es una capacidad que ya demostró en el Monaco la temporada pasada. Tuvo la mayor tasa de éxito en las acciones posteriores (96.49%) entre todos los jugadores de la Ligue 1 que recibieron al menos dos pases bajo presión en campo propio por cada 90 minutos.

Estos mapas de sus pases tras recibir bajo presión en campo propio demuestran que es un jugador que no se complica la vida. No es muy vertical pero hace bien su trabajo de mantener la posesión para su equipo.

*Hay a veces una conducción entre la recepción del balón y el pase posterior y es por ello que algunos de los pases en el gráfico tienen como punto de partida el campo contrario.

 

Bakayoko es el prototipo de un jugador que protege bien el balón ante acoso rival y que no arriesga mucho en el pase, un perfil muy útil en ciertos esquemas, particularmente cuando se combina con mucho trabajo defensivo.

Wataru Endo tiene el perfil opuesto. El centrocampista del Stuttgart recibe muchos pases bajo presión en campo propio (2.56 por 90 minutos) pero solo completa un 66.67% de las acciones posteriores, la menor cifra entre todos los jugadores de las cinco grandes ligas europeas que han recibido al menos 2.3 pases bajo presión en campo propio por 90 minutos.

Parece que el estilo de juego del equipo tiene mucho que ver con su baja tasa de éxito en las acciones posteriores. El Stuttgart es un conjunto mucho más vertical que el Napoli de Bakayoko y es notable que Gonzalo Castro, otro centrocampista del equipo de Pellegrino Matarazzo, tiene números muy similares. Recibe 2.25 pases bajo presión en campo propio por 90 minutos y también completa un 66.67% de las acciones posteriores.

El mapa de pases de Endo tras recibir bajo presión en campo propio tiene un aspecto muy diferente al de Bakayoko. Es mucho más caótico, con más pases hacia adelante y algunos que parecen meter en problemas a sus compañeros muy cerca de la línea de cal.

 

Existen muchas maneras de investigar las acciones de los jugadores tras recibir bajo presión. Por ejemplo, se puede intentar medir la habilidad en el juego de espaldas o identificar los jugadores capaz de recibir en las zonas compactas del último tercio y después progresar el balón al área o crear ocasiones de gol.

Todas esas investigaciones se pueden hacer únicamente con los datos de StatsBomb. Únete a nosotros el 17 de marzo para conocer el próximo avance de los datos en fútbol: StatsBomb Evolve.

Article by StatsBomb