Contacto para Demo gratuita Contacto para
Demo gratuita
StatsBombIQ StatsBomb Data
Atrás

Real Sociedad 2020-21, previa de la temporada

By Fernando Campelo | septiembre 1, 2020 | La Liga

La Real Sociedad sabe jugar bien sus cartas. Se podría decir que tuvieron un golpe de suerte con esa carambola final que les metió en Europa League pero para llegar hasta ahí hicieron muchas cosas bien y superaron algunas dudas que afloraron tras el parón.

El cambio competitivo se nota en muchos aspectos, los más tangibles son alcanzar la final de Copa cuando su hábitat natural era salir por la puerta de atrás en las primeras rondas y conseguir esa clasificación para la Europa League con esa improbable falta directa de Adnan Januzaj que acabó dentro de la portería del Metropolitano.

Ser uno de los equipos que menos pases permiten al rival por acción defensiva es uno de los cimientos de esa mejoría competitiva. Solamente el Getafe dificultó más la circulación de balón del rival que es una de las métricas que suele tener relación con la consecución de los objetivos de la temporada.

En gran parte de La Liga 2019-20, el equipo de Imanol Alguacil se mostró muy activo en campo rival y, aunque no pudo mantener ese ritmo frenético tras el parón, siguió mostrando una actividad defensiva mayor que la media en el último tercio.

Otro de las manos ganadoras del club txuri-urdin es la confección de la plantilla, que mira primero a la cantera e incorpora talento joven de fuera para dar un salto de calidad a las posiciones claves. Tras el acierto del mercado anterior, se plantaron en este extraño verano 2020 sin prisas ni urgencias pues la nómina de jugadores parecía bastante completa y compensada. Solamente la baja de Martin Ødegaard perturbó esa tranquilidad. Y lo solucionaron con una jugada maestra: La llegada de David Silva.

En principio, perder a una promesa de 21 años y sustituirlo por un veterano de 34 no aparece en el manual de las buenas prácticas de dirección deportiva. Sin embargo, el retorno del noruego al Real Madrid se iba a producir tarde o temprano y la pérdida de este futbolista clave se ve compensada por otro de rendimiento seguro. Los radares de ambos mediapuntas tienen bastantes puntos en común. En la 2019-20, Silva se mostró superior en los aspectos relativos a la creación de juego y Ødegaard tuvo mayor efectividad en regates y presión. Básicamente, Silva no puede correr como un joven pero puede jugar con la calidad y precisión que siempre ha tenido, añadiéndole el poso de cientos de partidos en el máximo nivel.

El contrato de dos temporadas del canario permitirá que pase el tiempo y se desarrollen las alternativas del club para esta posición: el retorno de Merquelanz que viene de una gran temporada en Segunda pero con ciertas dudas sobre si podrá replicar sus números en un entorno más exigente, y las grandes promesas en la cantera como Roberto López o Robert Navarro que recibirán clases magistrales directamente de Xabi Alonso, un campeón del Mundo.

Analizando las prestaciones de la Real Sociedad en la pasada temporada podemos ver que, tanto en ataque como en defensa, fueron superiores a la media de La Liga.

Sin embargo, hay algunas sombras que nos pueden dirigir a los apartados en los que el club donostiarra puede mejorar. Según el modelo de goles esperados (xG) de StatsBomb, razonablemente podría haber encajado unos 33 goles sin contar penaltis, lo que es una buena cifra pero en realidad se recibieron 41 goles.

A estos 41 goles encajados hay que añadir los nueve penaltis en contra de los que les marcaron siete.

Por lo tanto, la portería realista aparece en el punto de mira estadístico, con dudas sobre quién debe ser el titular. Álex Remiro dispuso de más minutos pero la temporada se inició y terminó con el veterano Miguel Ángel Moyá bajo palos.

Remiro, canterano del Athletic, protagonizó un polémico movimiento entre los rivales vascos, que provocó que pasase la temporada 2018-19 en la grada. Quizás esa inactividad le ha lastrado y ha tenido unos malos datos de goles encajados por encima de los esperados.

Estos números lo sitúan entre los peores de La Liga con entre tres y cuatro goles encajados por encima de los esperados. El vídeo lo ratifica, con bastantes acciones de goles en contra que parecían parables. Es un dato susceptible de cierta varianza pero no apunta nada bueno si no presenta una mejoría inmediata.

Tampoco Moyá ha mejorado sus goles esperados por lo que la portería de la Real Sociedad que ha confirmado a ambos guardametas, no parte con un titular fijo ni con el mejor panorama cualquiera que sea la elección.

Remiro mejora la colocación de Moyá mientras que el mallorquín es más agresivo para actuar lejos de su portería. A la hora de parar tiros, ambos han dejado a deber.

La Real Sociedad tiene una alternativa en nómina pero parece que no se la plantea y buscará volver a ceder o traspasar a Gerónimo Rulli. El meta argentino jugó cedido en Montpellier y acertó más a la hora de parar. Además, tiene un magnífico juego con los pies que se traduce en entregar el balón en buenas condiciones a sus compañeros (Pass into Danger% bajo).

Otra posición a reforzar podría ser el centro de la defensa donde no hay suficientes alternativas y el rendimiento de Diego Llorente no ha sido del todo satisfactorio aunque sigue contando para la selección de Luis Enrique. Suena Javi Martínez (Bayern Munich) quien también podría aportar como medio, posición en la que continúa de baja Asier Illarramendi. No se notó su lesión la temporada pasada por el gran rendimiento de Mikel Merino, Igor Zubeldia y Ander Guevara pero algo más de experiencia y profundidad de plantilla puede hacer falta en una temporada con tres competiciones.

Si bien en defensa la Real encajó demasiados goles para los remates que recibió, lo compensó con un ataque muy efectivo que consiguió diez goles más de los esperados.

La parcela ofensiva txuri-urdin cuenta con multitud de perfiles y alternativas que tendrán sus oportunidades en una temporada tan exigente y cargada de partidos. Sin embargo, no hay que olvidar que pueden llegar ofertas por los futbolistas más destacados y que Willian José ya estuvo cerca de irse en el último mercado.

El brasileño fue más utilizado en La Liga aunque en Copa, Alexander Isak fue el titular indiscutible. Esta temporada, podría darse un cambio de prioridades ya que el crecimiento del joven sueco parece imparable. El ex del Borussia Dortmund es un futbolista con mayor capacidad de generarse sus propias ocasiones, de presionar y de combinar con sus compañeros pero Willian José sigue siendo un magnífico finalizador dentro del área donde siempre consigue remates con bastante probabilidad de éxito.

La Real Sociedad comenzará La Liga 2020-21 en la zona de premios, con un derbi vasco en la final de Copa en el horizonte, una Europa League en la que se sienten equipados para la lucha y con la ambición de seguir escalando posiciones en la jerarquía de La Liga.

Article by Fernando Campelo